10 razones para defender la presencia de personal

Son muchas las razones por las que la plataforma Atendidas y Seguras consideramos que debemos defender la presencia de personal en las estaciones de servicio. Las hemos agrupado en estos 10 puntos, que vienen a resumir el porqué de nuestra iniciativa.

1) PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS DE LOS CONSUMIDORES. Desde enero de 2016, todas las gasolineras de la Comunitat Valenciana están obligadas a “disponer de una persona responsable de los servicios que se prestan” en “horario diurno”, para garantizar los derechos de los consumidores, en especial, los de las personas con discapacidad, en virtud de la aprobación de la disposición segunda adicional introducida en la Ley 1/2011, de 22 de marzo, mediante la Ley 10/2015 de 29 de diciembre, de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generalitat. Con el nuevo proyecto de Decreto del Consell, la atención personalizada se convierte en ‘teleasistencia’, no hay hojas de reclamaciones…

2) ‘PIONEROS’ EN TODA ESPAÑA CON LA ‘TELEASISTENCIA’. Son ya 12 las CCAA que han legislado o están legislando para que haya personal que atienda a los clientes siempre que estén abiertas, alcanzando las 24 horas: Navarra, Canarias, Castilla-La Mancha, Murcia, Baleares, Aragón, Madrid y Castilla y León (ésta, la última, con los votos a favor de PP, PSOE, Podemos e IU). Además, apuestan por la atención al menos en horario diurno: Andalucía, Asturias, País Vasco o Extremadura (normativa ésta aprobada en mayo de 2017). El incumplimiento de la propia ley autonómica, la ‘teleasistencia’, el caos horario y dar vía libre a los puntos de suministro desatendidos, incumpliendo la propia ley, son propios de la Comunitat Valenciana.

3) PROTECCIÓN DE EMPLEO. En la actualidad ciframos en 6.000 los empleos directos del sector en Castellón, Valencia y Alicante. El sector ya ha sufrido despidos y cierres en la Comunitat Valenciana por la proliferación de estaciones de servicio desatendidas.

4) SEGURIDAD Y MEDIO AMBIENTE. Consideramos fundamental la presencia de operarios, debidamente formados, en las estaciones de servicio. ¿Quién vela por la seguridad y el medio ambiente mientras las estaciones están desatendidas y abiertas? ¿Quién limpia los derrames si no hay personal trabajando? ¿Quién controla que los usuarios no fumen, utilicen el móvil o reposten con las luces encendidas si no hay personal? ¿Quién impide que se hagan suministros en envases no homologados? Los puntos de suministro desatendidos trasladan la responsabilidad en materia de seguridad al consumidor.

5) CAOS HORARIO, INCUMPLIENDO LA PROPIA LEY. La DA segunda de la Ley antes mencionada especifica que la atención personalizada es obligatoria “en todos los establecimientos de suministro al por menor y venta al público de carburantes y combustibles, mientras permanezcan abiertos y en servicio en horario diurno”. Pese a ello, el proyecto Decreto del Consell permite a las estaciones de servicio fijar otro horario o incluso reducirlo (artículos 3.2 y 3.3), en contra de la propia Ley 1/2011.

6) OTRO CONSENSO ROTO. Todas las entidades que conformamos la plataforma Atendidas y Seguras hemos negociado (y cedido) para alcanzar un acuerdo de amplio alcance. Ya lo hicimos en la primera Resolución y también lo hemos hecho en el texto inicial de este proyecto de Decreto pero, una vez más, no se ha respetado la propuesta consensuada.

7) PROTECCIÓN DEL TERRITORIO: La proliferación de puntos de suministro desatendidos se está realizando, además, de forma descontrolada. En Torrevieja, por ejemplo, se han abierto 6 gasolineras nuevas en un año, para un total de 32. Tiene el doble de la media española, lo que supone que se están abriendo unas… para cerrar otras, con el coste medioambiental que ello supone. Asociaciones de padres de alumnos o en defensa del patrimonio (Santa Faz) se han alzado en contra de la construcción de puntos de suministro desatendidos cerca de colegios o de edificios protegidos.

En un solo año se han abierto 6 nuevas gasolineas en Torrevieja.

8) LA ‘MENTIRA’ DEL PRECIO. La ‘excusa’ para incentivar los puntos de suministros desatendidos es fomentar la competencia es lograr una rebaja en el precio. Pero no es real. En los dos países con mayor implantación de este tipo de gasolineras (Dinamarca y Suecia) la diferencia de precio en el combustible es de 2-3 céntimos por litro, según un estudio de la Unión Europea. Esa es, exactamente, la diferencia entre suministrar un combustible con o sin aditivos. Los 8 céntimos por litro que se destinan, de media, a pagar a los empleados, van directamente al bolsillo de un único empresario que no genera empleo. Entendemos que este no es un tipo de economía socialmente beneficioso.

9) INSPECCIONES PREVIO AVISO (Y POR TANTO, SIN VALIDEZ). Al no haber personal laboral en los puntos de suministro atendido, no se pueden realizar las preceptivas inspecciones de metrología y otros aspectos. Es decir, se tendrá que pactar con el propietario el día y hora en el que se realicen, por lo que desaparece el factor sorpresa, fundamental para que una inspección sea realmente eficaz.

10) COMPETENCIA DESLEAL. Por otra parte, los puntos de suministro desatendidos suponen una competencia desleal, pues no tienen que afrontar gastos de personal. Además, las cooperativas se benefician de una fiscalidad especial, a la vez que pueden vender combustible al público en general, más allá de a los propios socios.

Un comentario sobre “10 razones para defender la presencia de personal

Los comentarios están cerrados.